Hábitos saludables para el día a día

Tres hábitos saludables para el día a día.

Cuando hablo con gente sedentaria, hay algunas «razones» para no practicar ejercicio que se repiten constantemente:

  • Ya no tengo edad para eso: No es una excusa válida, pues ya vimos en el anterior artículo que la edad no es impedimento para practicar ejercicio.
  • No tengo tiempo: Hablaré otro día sobre esto. Generalmente, más que falta de tiempo, suele tratarse de falta de prioridad.
  • No me gusta el ejercicio: Por lo general, lo que no gusta es pensar en el ejercicio (tengo que desplazarme, voy a cansarme, voy a sudar…).

De hecho, estoy seguro de que no soy la única persona que ha escuchado (o dicho) estas frases alguna vez.

Por suerte, la salud no solo puede mejorarse estando unas cuantas horas en el gimnasio (o donde se quiera entrenar) semanalmente. Es por ello que he preparado este artículo en el que describo tres hábitos saludables que nos ayudarán en nuestro día a día para enriquecer nuestra salud.

Camina siempre que puedas

Imaginemos a un niño pequeño que ya gatea, ¿qué es lo siguiente que esperamos que haga? ¿Ir gateando hasta el sofá para tumbarse a ver la televisión? Estoy seguro de que no, ya que todos sabemos la respuesta: caminar.

Caminar es uno de los mejores ejercicios que podemos practicar en nuestro día a día. No solo está demostrado que mejora la salud cardiovascular, sino que andar a un ritmo leve de unos 5 km/h puede aumentar la tasa metabólica hasta tres veces por encima del estado de reposo, lo que puede ayudarnos a controlar nuestro peso.

Además, andar al menos 1.6 kilómetros al día puede mejorar significativamente el volumen de varias áreas del cerebro. Entre estas áreas se encuentra el lóbulo frontal, el cual está involucrado en la resolución de problemas y el razonamiento.

Siempre que podamos, sería recomendable evitar el transporte privado o público y caminar.

Evitar las escaleras mecánicas y los ascensores

Uno de los hábitos más saludables que podemos llevar a cabo es el de subir y bajar escaleras.

Está demostrado que, en personas sedentarias, acumular episodios cortos de subir escaleras a lo largo del día puede alterar favorablemente factores de riesgo cardiovascular.

Si bien este es un hábito saludable para todo el mundo, las personas mayores pueden tener mayores beneficios. Subir escaleras regularmente puede mejorar su resistencia, su frecuencia cardíaca en reposo y su equilibrio. Debido a ello, podrán mejorar su condición física, reducir el riesgo de caídas y disminuir el esfuerzo durante las actividades de la vida diaria.

Por si esto fuera poco, subir y bajar escaleras se considera ejercicio de bajo impacto, lo que significa que el riesgo de lesión existente es bajo.

Hábitos saludables - Niños andando

¡Baila!

Ya sea en tu casa con tu canción favorita, o en un evento, disfruta y baila sin parar.

El baile hace uso del cuerpo, de la emoción y de la mente de manera conjunta, y también puede promover el bienestar al fortalecer el sistema inmunológico. Igualmente, puede inducir la producción de endorfinas, y puede mejorar la coordinación y el equilibrio, la flexibilidad y el tono muscular.

Además, se ha demostrado que el baile y la terapia de movimiento de baile se correlacionan con efectos de comportamiento positivos en una variedad de poblaciones.

Olvida las excusas y practica estos hábitos saludables

A fin de mejorar nuestro bienestar, debemos acabar con las excusas y comenazar a cuidarnos si no lo estamos haciendo ya.

Después de todo, cuerpo no tenemos más que uno, ¿por qué no convertirlo en el mejor posible?



Haz un hábito de dos cosas: ayudar, o al menos no hacer daño

Hipócrates


Si estás interesado en comenzar un programa de entrenamiento o te interesa mejorar tu salud física, ponte en contacto conmigo.

Referencias

  1. Wojtys EM. Keep on Walking. Sports Health. 2015;7(4):297-8.
  2. Murtagh EM, Murphy MH, Boone-Heinonen J. Walking: the first steps in cardiovascular disease prevention. Curr Opin Cardiol. 2010;25(5):490-6.
  3. Morris, J.N. & Hardman, A.E. Sports Med (1997) 23: 306. https://doi.org/10.2165/00007256-199723050-00004.
  4. Boreham CA, Kennedy RA, Murphy MH, Tully M, Wallace WF, Young I. Training effects of short bouts of stair climbing on cardiorespiratory fitness, blood lipids, and homocysteine in sedentary young women. Br J Sports Med. 2005;39(9):590-3.
  5. Donath, L. , Faude, O. , Roth, R. and Zahner, L. (2014), Stair‐climbing in healthy seniors. Scand J Med Sci Sports, 24: e93-e101. doi:10.1111/sms.12113.
  6. Karpati, F. J., Giacosa, C. , Foster, N. E., Penhune, V. B. and Hyde, K. L. (2015), Dance and the brain: a review. Ann. N.Y. Acad. Sci., 1337: 140-146.
  7. The Power of Dance: Health and Healing. Judith Lynne Hanna. The Journal of Alternative and Complementary Medicine. 1995 1:4, 323-331.


Hábitos saludables para el día a día

Deja un comentario

Scroll hacia arriba